lunes, 10 de octubre de 2011

BE "ESPECULADOR" MY FRIEND


Después de oír algunos comentarios sobre el papel del especulador, ¡me indigno!. ¡Basta de demagogia!
Los especuladores deberían ser admirados ya que son los únicos que ponen su dinero para favorecer la sociedad. ¡Son emprendedores! Un especulador es la chispa inicial que arranca el sistema.
Veamos un ejemplo: en el momento en que una persona piensa en iniciar un negocio, un bar de tapas y cafés por ejemplo, especula en que le irá bien, y pondrá dinero para lograr su objetivo. Si él cree que la idea es muy buena, buscará gente que le dé dinero para abrir una cadena de 3 bares por ejemplo. Toda aquella gente está especulando en que irá bien y esperan ganar dinero con la operación. No es necesario que sea un bar, también podría ser una tienda de comida ecológica, como han hecho los señores de Veritas. Tenga en cuenta que cuando se empieza a mover todo ese dinero, aún no se ha servido ni una triste patata brava! Es especulación pura y dura, ¡antes de abrir un negocio!

Sin los especuladores el mundo en el que vivimos no existiría y posiblemente estaríamos gobernados por fascistas de derechas o izquierdas en un un mundo gris sin creatividad donde todos seríamos esclavos de un tirano (ver Corea del Norte). Seguramente no existiría Internet (quien se habría jugado un duro especulando que una cosa donde coexisten empresas con nombres extraños como Google o Yahoo tendría éxito?), Y sin gente como ellos y otros como Bill Gates, Steve Jobs ... seguramente una red como Internet, habría quedado muerta en el olvido.... bien, de hecho, ni tansolo habríamos llegado saber que había sido inventada.
En un mundo sin especuladores, no existirían inversores esperando hacer negocio en el futuro (¡ya que serían especuladores!...lo cual en este universo paralelo ficticio no existiria).
 Sin el incentivo económico, el afán de lucro, la avarícia… internet no poseería servidores con cada día más y más megas de capacidad, velocidades diferentes a precios diferentes dependiendo de la empresa proveedora del servicio ... Ahora, gracias a internet, puedo crear esta nota, existe más democracia, intercambiamos información ...
Así, igualmente, más y más países..¡ pueden acabar con las dictaduras! No miremos sólo aquí, miremos al mundo en general. Gracias a innovadores, emprendedores y especuladores "yankees", se están organizando manifestaciones en el mundo árabe, están cayendo dictaduras, y no se quema en ninguna parte una sola bandera de los EEUU.

Especuladores financieros:
Sino existieran, imaginemos que pasaría si un domingo cualquiera (como ocurre casi a diario) se dijera que la situación económica de España es realmente mala. ¿Que pasaría con la economía del país después de ver un país con tantos indignados?
Un inversor (como no es especulador y ahora los especuladores no existeixesn) no pondria nunca su dinero en España, no compraría "letras del tesoro a España", y lo haría de Francia o Alemania (países "más seguros"). España, que necesita que le dejen dinero para poder hacer infraestructuras…o sea invertir en el propio país para crear riqueza y reducir la propia pobreza, tendría que pagar unos intereses altísimos a los que se atrevieran a invertir en España. Pero nadie de echo nadie invertiría en España, ya que ya nadie especula, ya no existen los especuladores.

En cambio, con el especulador, España habría obtenido el dinero con menos intereses (el 5% actual) y los devolvería gracias a los impuestos que habría recibido de todos los trabajadores que gracias a las inversiones adecuadas del gobierno (nada de Planes “E”) mañana trabajarían y ganarían dinero. Así, el albañil comprará el charcutero, y el charcutero deberá fichar alguna persona por necesidad de vender más y ganar más dinero, la cual ahora podrá comprar ropa o ir al cine a ver Torrente 4 en 3D ....

En una situación como la actual, nadie dejaría un duro a las empresas. Si Jazztel, Cafe di Roma, Custo, NH hoteles ... quisieran crecer y fueran a pedir un crédito, no podrían pagar. Por ser españoles, les pedirían un interés tan alto que las mismas empresas verían perfectamente que no podrían devolver. De modo que no podrían crecer y crear empleo. Nadie podría abrir negocios. Nadie les daría dinero, y el estado tampoco podría ya que no tendría ni para él mismo, para mantener el estado de bienestar. No habría dinero a las arcas del estado para pagar a nuevos trabajadores de la sanidad pública, los cuales son necesarios...
Pero concretemos, analicemos la situación a pequeña escala:
Seguramente las empresas que acabo de mencionar acabarían siendo del montón, cerrando sus puertas en un mercado global y competitivo. Un mercado global que es básico para un mayor bienestar de cada uno de los ciudadanos del planeta, propietarios y trabajadores (recordemos que habitualmente un propietario ha sido antes, y sigue siendo, trabajador, los propietarios no son diablillos).

Pongamos un último ejemplo, Telefónica, ¿que pasaría con las acciones de la “Matilde”?. Pués que no podrían crecer. Al ver la situación del país nadie compraría acciones de Telefónica, por lo que mañana lunes la acción empezaría a caer y caer hasta valor 0 € (ningún especulador, ya no existen, habría comprado acciones de la operadora viendo aquella caída y aumento de la incertidumbre y volatilidad).
Así, posteriormente, podría venir cualquier persona, tirano o no, comptrar el negocio con calderilla y cargarselo, hacerlo ineficiente .... por lo que lo que sucedería posteriormente ya no sería un ERE de 10.000 empleados, sino una quiebra .
Gracias al especulador, el cual da liquidez al mercado, la acción no pasaría de 16 euros a 0 en cuestión de segundos. Pasarían las horas y se vería cuál es la situación real de la economía y de Telefónica. Los especuladores pondrían su dinero, “apostando” al alza (largos) y a la baja (cortos), esperando acontecimientos.  Por lo que al final serían los inversores que a medio / largo plazo valorarían cuál es el valor real de la compañía y decidirían si invertir en ella o no. Sin que el valor total de la operadora pasase súbitamente a valer céntimos de euro.

Conclusión, como todos somos especuladores, desde que especulamos en que bar tomaremos el mejor café de las 8h, hasta que nos vamos a dormir y apagamos la luz (de una bombilla con la que especulamos que sería la más óptima del mercadi), lo mejor sería cambiar el nombre de "especulador". Propongo que cada año o cada "x" tiempo le cambiemos el nombre. Así, sugiero desde este blog que podrían llamarse Mickey, luego "Donald Duck", "garbancitos", "angelitos", "patos"... no se, nombres divertidos que borren de la conciencia de las personas esta imagen absurda.